bici
comment 0

Andar en bici, es de lo mejor…

Ando en bici. Aprendí a andar en bici super tarde en la vida, no fui parte de los niños que pedían una bici para navidad, no me interesaba. Como a los 18 años a unos amigos de la calle donde vivía les regalaron bicicleta, yo era la única a pata así que me dieron ganas de ser parte de las salidas en bici. Y una vecina me enseñó, en una pura tarde me agarró del asiento de la bici y me hizo ir de un extremo de la calle al otro, hasta que aprendí. La usé un tiempo, pero ni tanto. Y nunca tuve una propia, usaba la de otros integrantes del hogar que sí tenían. Años después me vine a Santiago, ahora vivo cerca de mi trabajo por lo que un primer tiempo me fui a pie a la pega, de repente también usaba la micro o el metro, pero me empezaron a dar ganas de tener una bici. Y a los pocos meses de estar en mi nueva casa compré mi primera bici. Era una plegable roja de ruedas chicas, sentí que necesitaba una bici chiquitita para partir pues tenía miedo, soy baja y necesitaba sentir que podía tocar el suelo con los pies fácilmente. Los primeros días incluso anduve demasiado baja y me dolieron las rodillas, tuve que subir el asiento. Pero al tiempo la bici se me empezó a hacer chica, las ruedas chicas no me permitían andar rápido, y sentí que ya estaba preparada para una de a de verás. Así que vendí la roja y me compré una mountain bike. Decidí por ese modelo y no una “pistera” porque la ciclovía por la que ando es del terror, está llena de baches y esas bicis con las ruedas tan delgadas no me dan confianza. Esta es gris y he andado super bien con ella. Hemos recorrido trechos largos con mi pareja, los dos en bici. No soy de ir al cerro ni a lo Vásquez (típica salida de ciclista) pero me ha servido un montón como medio de transporte, y no entiendo como la gente que vive a una distancia pedaleable no se atreve o no le interesa a subirse a una bici, aparte de ahorrarse plata y de hacer ejercicio, uno también se ahorra tacos y enojo, aunque tampoco es todo perfecto. Yo rabeo de repente con los otros ciclistas y con los peatones (los peores!) pero aun así lo prefiero.  A veces igual me da miedo, tengo varios conocidos que han sido atropellados, por eso trato de andar con harto cuidado. Siempre pienso que con quienes más rabeo es con otros ciclistas o con gente a pata, pero no creo que un ciclista o un peatón me puedan matar en un choque, un automovilista por otro lado puede ser muy peligroso, por eso siempre ando con cuidado.

Para terminar la foto, uso esa colita lateral con el casco pues me acalora el pelo suelto. Y mi casco tiene ventilación (se nota en la foto!). No cambio el irme en bici, me demoro menos que yéndome a pata y yo creo que lo mismo o menos que yéndome en micro. A veces sólo me gustaría que la ciudad fuera un poco más amigable con quienes usamos este medio de transporte, más ciclovías y mejores, la que uso yo es realmente terrible. Pero nada cambia el ahorrarse el atochamiento del metro en la mañana, irse sólo con uno, mirando alrededor, pasando por encima de las ventilaciones de metro y sintiendo un aire tibio (rico cuando empieza a hacer frío), no cambio eso. A veces por alguna razón tengo que caminar y echo de menos la bici y sentirme liviana, como en el aire. De verdad es muy agradable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s